miércoles, 24 de agosto de 2016

Exilio: Capítulo 1

Capítulo 1:


-Conduce con cuidado, envíame un mensaje cuando llegues al hotel y no bebas.
Alexia rodó los ojos escuchando las palabras de Scott, aquella conversación era demasiado paternal y ella no quería eso con él. Se colocó las botas al mismo tiempo que le escuchaba decir las miles de cosas que podían pasarle si bebía y conducía bajo los efectos del alcohol, los porcentajes de accidentes y lo mucho que peligraba su vida y la de sus amigas.
-Sí Papi. Seré buena, te lo prometo.
-Mándame una foto que te vea.
Sonrió al mirarse en un espejo, llevaba un corto vestido negro que se amoldaba a la perfección a sus curvas. No era excesivamente alta pero lo compensaba con una falta corta y unas buenas botas que hacían el efecto de la altura que no tenía. Se ajustó el escote, no deseaba enseñar demasiado pecho, únicamente insinuar.
-Demasiado caliente para ti. –contestó soltándose el pelo, era mejor que sus rizos pelirrojos estuvieran al aire.
Lo escuchó bufar al teléfono.
-¿Estás seguro que sólo es una fiesta de chicas?
-Sí, esta noche no podemos vernos cariño.
-Llámame otra vez así y no te dejo salir de la habitación del hotel.
Un repentino calor se encendió entre sus piernas imaginando las caricias de Scott por todo su cuerpo. Antes de llegar a más negó con la cabeza y se obligó a mantener el control. Él era un dulce trozo de pastel pero ella no quería una relación que se basara únicamente en sexo.
-Scott… -advirtió.
-Una noche más Alexia.
Su nombre en sus labios sonó tan exótico que tuvo el impulso de ceder. Con él nunca se trataba de una noche más y sabía que iba a perder el corazón por el camino.
-¡Vámonos ya!
Los gritos de su amiga Nexia la asustaron, dejando caer el móvil al suelo y gritar despavorida. Acto seguido, la escuchó reír a carcajadas.
-¡No vuelvas a hacerme esto! –gritó tomando control de sus locas pulsaciones.
-Deja de hablar de sexo con mi hermano. Él solo quiere sexo y tú… -la señaló de arriba abajo como si buscara algo. –No, tú quieres un hombre bueno y no lo es.
Una gran advertencia.
-Lo sé. –dijo con voz cansada.
Tomó el móvil y la llamada se había cortado. Le mandó un beso y un adiós por whatsapp que Scott contestó al momento con una foto de él sin camiseta. Sí, estaba demasiado bueno para poder mantener la cordura. Se mordió los labios contemplando el dulce que le estaban poniendo delante de las narices y se obligó a escribir:
“Esta noche NO.”
A lo que él le contestó:
“Eres demasiado dura.”
-Duérmete ya y deja de torturarme. –pronunció en voz alta como si Scott pudiera escucharla.
-¡Arg! –gruñó Nexia agarrándose a la puerta.
-¡Vámonos ya! –inquirió.
-Que síiiiiiiiiiii.
Dejó el móvil en silencio y lo metió en el bolso de fiesta que llevaba, no pensaba usarlo para hablar con él pero debían llevarlo siempre por precaución. Salieron de la habitación del hotel y cerraron, Nexia fue dando brincos hasta la puerta de enfrente llamando a Margot.
Sus dos mejores amigas la habían seguido al culo del mundo para celebrar que su vida era un auténtico desastre.
-¡Margot la lenta ya está, eso te convierte en un caracol!
Nexia estaba eufórica aquella noche.
Iban a celebrar que había acabado la carrera, lo único bueno que le había pasado últimamente. Si se centraban en lo malo era mejor hacer una lista para quemar en la hoguera. Su jefe la había echado la última semana sin pagarle las vacaciones, había sido substituida por una mocosa de dieciséis años que se abría más el escote en la barra de atención a la comida rápida. Su casero le había dado el aviso de que dejara el piso en menos de un mes alegando que lo necesitaba para él.
Sí, la vida a veces podía ser un poco perra pero ella iba a divertirse. No habían podido ir a las vegas como habían planeado inicialmente pero estaban en Ibiza. El lugar era precioso y no pensaba estar lo suficientemente ebria para recordar el paisaje. Iba a amargar las penas en alcohol para levantarse como el ave fénix.
-¡Vengaaaaaaa! –exclamó su amiga arrastrándose la cara por la puerta hasta el suelo, quedando tumbada haciéndose la herida.
-Dramática. –comentó Alexia.
-Sólo quiero beber.
Su móvil vibró en el bolso y su amiga se percató del detalle, le dedicó una mirada furibunda a aquel complemente y dijo:
-Dile a mi hermano que se folle a otra esta noche. Está pesadito.
No pudo evitar reír, por alguna razón su amiga no aprobaba los ratos calientes que pasaba con su querido hermanito. Tal vez era protegerla de un posible corazón roto o que no quería que ella estuviera con él. No importaban los motivos, ella no quería verles juntos.
Sacó el móvil del bolso y la vio enarcar una ceja amenazante.
-Si viene a follar contigo os mato.
-Esta noche no Nexia, sólo nosotras tres.
Se alejó de ellas unos pasos por el largo pasillo y esperó unos tonos hasta que él contestó.
-¿Voy?
<<Insistente.>>
-Sabes que esta noche no, eres un poco cansino.
-¿Y por qué me llamas?
<<Muy buena pregunta, si yo supiera…>> -pensó.
-Quería escuchar tu voz.
-Mi voz te dice que me hagas compañía esta noche.
Casi cedió antes de que Nexia la apuntara con un dedo y luego le hiciera el gesto de que iba a cortarle el cuello si caía. Era tan débil que no sabía que hacía llamándole de nuevo, su corazón iba a perder esa estúpida batalla.
-Scott, mañana nos vemos.
-De acuerdo cielo. Pero ves con mucho cuidado, lo siento.
-No tienes que disculparte por ser cansino.
-Nunca me disculparía por ello.
Quiso seguir hablando pero Margot salió de su habitación con un vestido despampanante. Ambas amigas comenzaron a cantar el alcohol que iban a beber y Alexia apenas pudo escuchar lo que Scott le decía. Era el momento de dejar de arrastrarse para escucharle un poco más y salir a divertirse.
-Mañana nos vemos. Descansa cariño, dulces sueños.
Y colgó.
Fiesta, iban a quemar Ibiza y sus playas.







14 comentarios:

  1. Me está gustando mucho, y aquí se ve mucho juego, jjjjjjj

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!! espero q lo que sigue te gusta ;)

      Eliminar
  2. Ohhh fiestaaa!!! Yo también quiero unirme, noche loca de chicas!!

    ResponderEliminar
  3. Me encanta, se me hizo corto, deseando ya que sea martes jejeje :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias bombón! espero que te siga gustando!!! <3

      Eliminar
  4. La que pueden liar estas tres de fiesta, jajajaja. Me ha encantado, quiero más que se me ha hecho muy corto, jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya verás ya jajaja gracias reina! espero q el 2 se te haga más largo ;)

      Eliminar
  5. Leído, que pingo es esa loca, yo no haría caso al chico, suena demasiado peligroso. Pero quiero más. ¿Para cuando?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que lo es... ajajajja espero q te siga gustando reina!

      Eliminar
  6. Vaya con el trío de locas jaja Me encanta momentazo amiga - hermana del rollo y ese cansino que esconde algo además de una picazón seguro :-)

    Tiene muy buena pinta la novela es juvenil pero con toques de madurez creo jeje

    A por el siguiente :-D

    ResponderEliminar
  7. Leído, fiestaaaa jajaja me da por lo que dijiste quemo acaba bien :P

    ResponderEliminar

Gracias por comentar en el blog.